Bancos de plástico

 

 

Los mejores bancos de plástico para exterior

1. Banco de exterior Gardiun Vita Light

Uno de los mejores Bancos de plástico impermeables para exteriores, también en cuanto a la relación entre calidad y precio. Se trata de un banco con una capacidad interna de 230 litros, con unas medidas de 124 x 66 x 90 centímetros. Al estar fabricado en polipropileno, es absolutamente capaz de soportar las inclemencias del tiempo y la lluvia, sin mostrar ningún hundimiento debido al sol (que tiende a endurecer los plásticos baratos). Además, cuenta con un armazón metálico que garantiza su robustez a largo plazo.

Características

  • Materiales: polipropileno
  • Dimensiones: 124 x 66 x 90 cm
  • Capacidad: 200 kilogramos
  • Capacidad: 230 litros

¿Qué otras cualidades hay que destacar? Este banco de almacenamiento para exteriores soporta un peso máximo de 200 kilos, por lo que también puede ser utilizado como asiento por dos personas bastante robustas. En segundo lugar, cuenta con respaldo y reposabrazos laterales, se monta en minutos y añadiendo cojines se convierte en la reina del confort en exteriores. Si no te gusta el color gris claro, también hay una alternativa de color antracita que podría convenirte:

Puede proteger sus objetos no sólo del agua sino también del polvo, y además tiene un bonito diseño, gracias al efecto madera. También es fácil de limpiar con agua y jabón, y no es difícil de mover, aunque no pesa precisamente poco (17 kilos). Por último, considere que este modelo es súper versátil, ya que puede sostener cualquier cosa y ser colocado en el jardín, balcón o porche.

 

 

2. Banco de almacenamiento Outsunny Spruce

Si quiere añadir un toque de diseño único a su jardín, le recomiendo este banco de almacenamiento para exteriores fabricado con madera de abeto natural. Este modelo ha sido tratado para resistir tanto al agua como a la humedad, por lo que puede dejarlo a merced de las inclemencias del tiempo sin temor a que se dañe. ¿Cuáles son sus cualidades? Tiene una capacidad de carga máxima de 250 kilos y mide exactamente 75 x 45 x 115 centímetros, por lo que no es especialmente voluminosa. Tenga en cuenta, sin embargo, que este banco de almacenamiento para exteriores sólo tiene un respaldo.

Caractarísticas

  • Materiales: Madera de abeto
  • Dimensiones: 115 x 45 x 75 cm
  • Capacidad de carga: 250 kilogramos
  • Capacidad: aprox. 200 litros

Los materiales son sorprendentes, ya que la madera de abeto es 100% original, mientras que la pintura al agua no sólo protege la madera, sino que le da un acabado brillante muy elegante. La limpieza también es muy fácil, ya que sólo hay que utilizar un paño húmedo. La ficha técnica no menciona la capacidad, pero según mis cálculos debe ser de unos 200 litros en total. En cualquier caso, es lo suficientemente espacioso como para acomodar todo, desde las herramientas hasta los cojines.

Es bonito, robusto, espacioso y cómodo, por no hablar del atractivo intemporal de una madera como el abeto. El diseño es perfecto si te gustan los jardines de estilo rústico o shabby chic, donde la madera se convierte en la gran protagonista. Repito que, a pesar del abeto, este baúl de jardín es realmente capaz de resistir incluso al agua, gracias al tratamiento de pintura no tóxico.

 

 

3. Banco de almacenamiento Keter Eden

Keter es una empresa bastante famosa en el campo de los accesorios de jardín, y su fama se debe a la solidez de sus productos y a la excelente relación calidad-precio. El almacén Eden es sin duda uno de los mejores de la línea, con sus 265 litros de capacidad y sus medidas de 140 x 60 x 84 centímetros. No se indica la capacidad máxima de peso, pero según las opiniones de la web este baúl impermeable para exteriores puede albergar a dos adultos sin ningún problema.

Características

  • Materiales: resina
  • Dimensiones: 140 x 60 x 84 cm
  • Capacidad: 180 kilos aproximadamente.
  • Capacidad: 265 litros

La estructura ha sido reforzada con barras de acero, pero no puede ser tan fuerte como las de madera, así que te aconsejo que no bailes claqué sobre ella. Los materiales, aunque resistentes, siguen siendo de resina, por lo que requieren al menos un poco de atención cuando te sientas. Si no le gusta este diseño en particular, Keter también ha producido otras versiones de su arcón de jardín, que enumero a continuación:

Hay varios aspectos positivos que me gustaría destacar, como la presencia de ranuras para insertar el candado (no incluido) y para cerrar el cofre, para evitar que alguien husmee en el interior o robe tus herramientas. El diseño también es muy bonito, simulando la presencia de la madera y adaptándose así a cualquier jardín. Al ser impermeable, impide la entrada de agua pero no de aire, debido a la presencia de unas rendijas que aseguran una óptima ventilación del interior.

 

 

Cómo elegir un banco de plástico para jardín

1. Estructura y fuerza

Está claro que cualquier banco de plástico de exterior tiene una serie de opciones para mejorar la comodidad, permitiéndole utilizarlo como asiento. Me refiero, por supuesto, a la presencia de un respaldo (no sería un banco digno de ese nombre sin él) y a la posible presencia de reposabrazos. Incluso el cojín, aunque no siempre forma parte de la estructura, merece una mención: digamos que es muy bienvenido, ya que permite sentarse sin tener dolor de espalda.

Evidentemente, el discurso sobre la estructura nunca podría ignorar los materiales, pero dedicaré un capítulo aparte a este tema. Sin embargo, primero me gustaría centrarme en la solidez del fondo, que a menudo se ignora, y eso es un error. De hecho, un fondo robusto le da la posibilidad de almacenar incluso objetos bastante pesados, como troncos de madera para la temporada de lluvias. Si es débil, se romperá fácilmente ante el gran peso.

2. Materiales de los contenedores

En mi opinión, es realmente importante profundizar en los materiales, porque pueden marcar toda la diferencia del mundo. Me refiero tanto a la resistencia general como al grado en que pueden soportar el peso del usuario, y a la capacidad de soportar la lluvia, ya que los usarás en el exterior. El plástico es la opción más barata, pero hay plásticos y plásticos, y no todos son iguales. Desde este punto de vista, la resina es la mejor opción: tiene un muy buen grado de robustez, es impermeable y resiste la decoloración y el endurecimiento causados por la exposición prolongada a los rayos UV del sol.

En los productos de gama alta se puede encontrar una estructura hecha completamente de madera, un material que obviamente pesa más, pero que es una cuestión completamente diferente desde el punto de vista del diseño. Un banco de plástico para exteriores es bello y elegante, aporta estilo a su jardín, pero también sabe resistir las condiciones climáticas como la lluvia, el viento fuerte y el sol. Por supuesto, es importante que la madera haya sido tratada con un barniz adecuado, para que pueda soportar la humedad y la típica hinchazón o deformación que afecta a la madera no impermeable.

3. Volumen y dimensiones

Te recomiendo que siempre compruebes el volumen y las dimensiones de las arquetas de exterior que más te interesan antes de comprarlas. Como he explicado varias veces, el volumen indica la capacidad máxima del recipiente, y siempre se expresa en litros. Las dimensiones, en cambio, representan obviamente el espacio que ocupa el banco de plástico en la superficie del suelo.

Me gustaría señalar que no existe el mejor valor a priori, ya que siempre depende de tus necesidades. Lo cierto es que un contenedor grande ocupará lógicamente más espacio, pero le proporcionará un mayor volumen: por tanto, la posibilidad de almacenar muchas más cosas. Sin embargo, también hay algunas soluciones excelentes que ocupan menos espacio sin sacrificar una capacidad más que decente.

En mi opinión, las mejores soluciones son las que tienen una capacidad de 180 a 200 litros, pero nada te impide adquirir un baúl de almacenamiento con un asiento más grande.

4. Peso máximo permitido

Dado que está diseñado para alojar a personas, es decir, como asiento, un banco de plástico de exterior debe tener una tolerancia bastante alta en términos de peso. Evidentemente, este factor depende tanto de la calidad de los materiales como de la resistencia del armazón, pero no te preocupes: suele estar especificado en la ficha técnica del producto. Hay modelos que toleran a partir de 200 kilos, en cuyo caso son arcones diseñados para un máximo de 2 personas.

Otros, en cambio, tienen una menor tolerancia y no deben ser puestos a prueba, ya que es mejor utilizarlos como asiento individual.

5. Forma y diseño

Dado que estamos hablando de un accesorio que se va a colocar en el jardín o en el exterior, su elegancia también cuenta, y por tanto el acabado. Los banco de plástico son los más bonitos por definición, y de hecho cuestan más que los demás, pero no son la única opción para causar una «buena impresión». Los modelos de resina también pueden desempeñar su papel, sobre todo si eliges un banco de plástico de exterior diseñado en ratán (es decir, en poliratán).

De hecho, el efecto ratán no es la única opción que se puede encontrar, ya que muchos recipientes de este tipo fabricados en plástico tienen una serie de decoraciones y grabados exteriores, que a menudo recuerdan a las tablas de madera. Por supuesto, si se analizan con un ojo atento se dará cuenta inmediatamente de que están hechos de resina, pero tienen un aspecto más agradable y refinado que el plástico «desnudo».

Por último, el color también tiene un cierto impacto estético, por lo que es uno de los elementos que determinan el diseño de un banco de almacenaje de exterior. Hay muchas opciones, por lo que le aseguro que encontrará una solución que se adapte a sus gustos, desde el gris hasta el marrón madera, pasando por el blanco y el negro antracita.

6. Bucles para candados

Los almacenes exteriores tienen una función práctica concreta: permiten guardar objetos que pueden ser caros o peligrosos para los niños. En ambos casos, siempre es conveniente cerrar el cofre para evitar el riesgo de robo o para proteger a los niños de su curiosidad innata. En este caso, para que esto sea posible, el cofre debe tener ranuras para insertar el candado (que suele comprarse por separado). En mi opinión, este extra es muy importante, por las razones que he explicado anteriormente.

7. Ranuras de ventilación

Casi todos los banco de plástico tienen una serie de ranuras que permiten ventilar el interior del contenedor. Sin embargo, estas ranuras son lo suficientemente estrechas como para impedir la entrada de agua y polvo, pero no de aire. ¿Por qué es importante que este factor esté presente? Para permitir que la humedad salga al exterior, ya que de lo contrario se crearía un hábitat perfecto para los hongos y el moho (y desde luego no queremos eso).

8. Sistema de cierre

Personalmente, prefiero utilizar un cofre impermeable para exteriores con un sistema de cierre asistido, es decir, con pistones hidráulicos. Estos pistones acompañan a la tapa del contenedor, facilitando así su cierre y evitando también que se cierre de golpe si se pierde el agarre.
 

Quizá también te interese alguna otra categoría

Deja un comentario